La enfermedad von Willebrand (vW por sus siglas en inglés) es un trastorno hemorrágico hereditario similar a la hemofilia, pero ambos trastornos no son iguales.
La vW es el trastorno de coagulación hereditario más común que afecta tanto a hombres como a mujeres.
La vW es ocasionada por una deficiencia o defecto de una proteína coagulante sanguínea llamada factor von Willebrand (FVW por sus siglas en inglés) que funciona como pegamento a fin de ayudar a las plaquetas a sellar roturas de vasos sanguíneos dañados. A esto se llama un tapón plaquetario. Si la persona no tiene suficiente FVW o si éste no funciona bien, entonces no podrá formarse un tapón plaquetario y la hemorragia persistirá durante más tiempo. 
La mayoría de las personas con vW mostrarán pocos o nulos síntomas. Los principales síntomas incluyen propensión a herirse fácilmente, frecuentes o prolongadas hemorragias nasales, sangrado menstrual abundante o prolongado y hemorragias prolongadas posteriores a una lesión, cirugía, trabajo dental o parto.